Ya hemos arrancado con la cimentación de la promoción residencial AROCA de 79 viviendas en el plan parcial “Los Viveros” de Valladolid, del cual desde G33 hemos redactado el proyecto y llevamos la dirección de obra, acompañados por el equipo de 1A Ingenieros que se encargan de la dirección de ejecución de obra.

Como podéis ver ya empiezan a asomar algunos pilares de lo que será el sótano y aparcamiento de la promoción, así como el muro de contención de hormigón armado que hace el cierre perimetral de la planta sótano.

En la fotografía se puede apreciar que la base de la solera, en lugar de emplear el típico encachado de gravas, hemos utilizado áridos reciclados procedentes de la demolición de edificaciones del municipio de Valladolid, así como del triturado de soleras y restos de cimentaciones que aparecieron en la propia parcela; apostando por la economía circular, de “kilómetro cero” y la sostenibilidad.

Para los más observadores, veréis que los pilares tienen en su base, un elemento blanco ¿Y qué es? Es un porexpan que se coloca en los encuentros entre los elementos verticales (pilares, muros de hormigón y demás) y los elementos horizontales (solera) para absorber las posibles dilataciones que se den en los distintos elementos, evitando empujes indeseados que den lugar a fisuras superficiales.

Seguro que, si habéis visto las piezas de porexpan, os habrá llamado la atención el film transparente con el que se han envuelto los pilares hasta una altura de aproximadamente 1,20m. Pues bien, ese film se coloca para evitar manchar por salpicadura mientras se vierte el hormigón en la solera los pilares que posteriormente serán pintados; no es sino una muestra más del compromiso con la calidad y buena ejecución de la constructora ACR.