Nuestro socio, Gonzalo Alarcia, acaba de conseguir la certificación que le acredita como “Passive House Designer”, orientada a la máxima eficiencia energética en los edificios, lo que nos faculta para seguir avanzando en la construcción de edificios NZEB.

Los edificios Passivehaus consiguen reducir en un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración. La poca energía que requieren, se puede cubrir con facilidad a partir de energías renovables, convirtiéndose en una construcción con un coste energético muy bajo para el propietario y para el planeta.

Todo ello se traduce en un menor impacto medioambiental y en un mayor confort para los usuarios de los edificios proyectados bajo este estándar.